Unidos por los latidos… Una explicación que va mas allá de todo

Muchas veces los dueños de perros,  aseguran que además de ser sus mejores amigos, tienen una especie de poder que los une. Más allá del cariño que pueda existir, hay una conexión que los mantiene juntos noche y día. Para algunos puede sonar un tanto extraño o quizás hasta ridículo, pero un reciente estudio reveló que hay una respuesta fisiológica para esto: los latidos del corazón de ambos están unidos.

Si alguna vez dudaste que los animales son buenos para la salud y que ayudan a reducir el estrés, entonces deberás admitir que no sabes mucho sobre ellos.

latidos del corazon

Los latidos del corazón están sincronizados según un reciente estudio que se realizó en Australia, este reveló que tanto los amos como sus mascotas son capaces de estar unidos con el mismo ritmo cardíaco.

Lo primero que se hizo para completar este experimento fue separar a 3 perros de sus dueños para luego ver qué ocurría cuando se volviesen a ver. Los 6 participantes estaban conectados a monitores cardíacos para ver cuáles eran los cambios que presentaban sus latidos del corazón. Después de unos minutos los investigadores notaron algo que les llamó la atención: tanto la frecuencia de los amos como el de los perros bajaron notablemente.

El estudio llamado “Corazones Alineados” tiene como fin demostrarle a todo el mundo cómo una mascota puede ayudar a lidiar positivamente con el estrés.

Latidos

La autora del estudio Mia Cobb, de la Universidad Monash de Melbourne, explicó que: “Me impresionó lo mucho que se juntasen. El hecho que compartían patrones me sorprendió, y el efecto de experimentar una frecuencia cardíaca baja hace una diferencia significativa para nuestro bienestar general”.

Según Cobb, esta investigación es muy importante porque comprueba que los animales sí ayudan a las personas. Como dijo: “Si podemos disminuir nuestro ritmo cardíaco al salir con nuestros animales, eso es algo que realmente nos puede beneficiar“. Es por eso que si no tienes algún animal, podrías comenzar a ver la posibilidad de adoptar uno: ambos serán felices y además ¡saludables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *