Una madre que dió todo hasta el final

En Tailandia, una noticia conmocionó al mundo. Se trata de la historia de una noble perrita que además de sufrir de maltrato era una madre abnegada, ya que aun  estando en peligro, se negó a abandonar a su hijo. La pobre criatura se encontraba completamente amarrada con una cuerda tan ajustada que rompía su patita, y el daño se hacía más profundo a medida que la perra se movía.

¿Y por qué esta pequeña tan malherida continuaba moviéndose  sin detenerse? Simplemente porque es madre, y ella sabía que su cachorrito pasaba por el mismo peligro, y hacía de todo lo posible por ayudarlo.

Cuando un vecino intentó ayudar tanto a la madre como el hijo, esta noble perra se puso agresiva para evitar que se le acercaran a su hijo. Por lo decidió llamar a un grupo de rescate animal para no causarles más daño.
Las cuerdas habían roto parte de su pata, además de haber herido a su cachorro, sin embargo el vigor de esta abnegada madre no cesó en ningún momento y una vez al resguardo de los socorristas , volvieron a encontrarse madre e hijo.
Una vez terminadas las operaciones y recuperarse perfectamente, madre e hijo volverán a las calles de Tailandia, país con un gran número de perros callejeros. Esperamos que ambos puedan encontrar antes una familia dispuesta a adoptarlos sin llegar a separalos.
No importa la raza, no importa la edad, madre es madre y dan todo lo que sea necesarios para verlos felices. Hasta en el mundo animal son las grandes abnegadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *