La oruga procesionaria, el gran enemigo de los perros

Hay que tener mucho cuidado en los parques, zonas de pinos, cedro y demás árboles, ya que la oruga procesionaria puede ser un grave peligro para nuestro perro.

Si los perros entran en contacto con las orugas procesionarias los efectos pueden ser letales ya que puede ir desde una simple lesión en la piel hasta anafilaxia o lo que es lo mismo: Sufrir reacciones gastrointestinales, inhabilidad para respirar adecuadamente, choque e inconsciencia.

Las orugas procesionarias están cubiertos de pelo naranja y negro, los que las hace muy fácil de distinguir.

Sintomas picadura oruga procesionaria perros

Los síntomas de que un perro fue atacado por unas de estas orugas son:

Hipersalivación (babeo), excitación exagerada, prurito facial (el perro se rasca la cara), lengua inflamada (pudiendo llegar a inflamarse toda la cabeza), vómitos, inflamación edematosa de labios, la lengua cambia de color y se agrieta, es importante llevarlo al veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *