La inédita operación de un pececito

La riesgosa cirugía se realizó en el hospital Lort Smith, una de las mayores instituciones sin fines de lucro para animales de Australia, y estuvo a cargo del doctor Tristan Rich. En la página de Facebook, la clínica de mascotas informó y explicó el paso a paso el procedimiento al que fue sometido George. Primero, los médicos anestesiaron a George y le suministraron algo de agua para que no perdiera sus funciones básicas. “El pez estaba sedado, con agua goteando sobre sus branquias, para mantenerlo dormido y vivo “, explicó el veterinario durante una entrevista con el Daily Mail.

En la mesa de operaciones, el veterinario trabajó rápido para extirpar el tumor y utilizó una esponja de gelatina para controlar el sangrado. “Tuvimos que seguir de cerca su pérdida de sangre, ya que es una cosita muy pequeña y no paraba de perder mucha sangre”, dijo Rich.

Después de la operación, George fue trasladado a la unidad de recuperación, un balde lleno de agua, donde continuó conectado a un respirador. Fue allí cuando Rich le inyectó calmantes para el dolor de la herida y antibióticos para evitar cualquier tipo de infección. A los minutos, el pez comenzó a respirar por sus propios medios y a nadar.

Operaron a un pez goldfish en una veterinaria en Melbourne para extraerle el tumor que tenía entre la cabeza y su lomo. (Foto:Nicole Dorling, Lort Smith.)

La operación duró 45 minutos y costó 200 dólares australianos. El médico dijo que George se encuentra bien y destacó la responsabilidad que las personas deben de tener con sus mascotas.

“Si usted tiene una mascota, independientemente de lo que sea, es responsable de cuidar de ella. Con esto no estoy diciendo que todos deberían salir y conseguir la cirugía para su pez, pero los dueños deben ser responsables”, aseguró el especialista al diario británico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *