La historia de Sam y Zack…. Dos perros que cumplieron su deber con una pequeña niña

Este perro y esta niña se hicieron mejores amigos hasta que algo todo lo cambió 02

Antes de nacer la hija de ambos, el hombre (quién tenía otro perro llamado Sam), le advirtió a su esposa que Zack se tendría que ir si es que éste atentaba contra la pequeña. Pero el día que ella nació, todo resultó de una forma inesperada. Y es que apenas salió la familia del hospital con el nuevo miembro de la familia, los dos perros la olfateaban mientras movían la cola. Y Zack, especialmente, no paraba de lamerla.

Este perro y esta niña se hicieron mejores amigos hasta que algo todo lo cambió 01

 

Este perro y esta niña se hicieron mejores amigos hasta que algo todo lo cambió 03

Este “pitbrador” se convirtió en el protector oficial de esta pequeña y donde ella iba, ahí Zack ahí estaba junto a ella. Pero, lamentablemente, un inesperado giró cambió esta historia. Por motivos sin esclarecer, Zack se envenenó y esa misma noche murió. Ante ello, la pequeña se dirigió a la escalera para ir hacia su cuarto como lo hacía todas las noches. La diferencia: que esta vez Zack no estaba ahí.

Los padres se dieron cuenta que esa era la primera vez en cinco años que su hija dormía sin la compañía de su eterno compañero. Sin embargo, Sam, el otro perro, se levantó y acercó su cabeza a la mano de la pequeña y se puso en la escalera junto a ella. Desde ese entonces Sam y la niña se volvieron inseparables hasta que Sam murió 6 años después. Durante todo ese tiempo, ambos durmieron juntos todas las noches, tal como lo hacía con Zack.

Este perro y esta niña se hicieron mejores amigos hasta que algo todo lo cambió 04

No hay duda que la bondad de los animales es algo demasiado grande que nos muestra cómo deberíamos comportarnos los humanos para ser cada vez mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *