Galletas caseras para gatos con pollo

Tu gato te va a amar cuando le prepares estas deliciosas galletas con pollo, son muy fáciles de hacer.

Los ingredientes para hacer estos deliciosos bocados mininos son sencillos: una taza y media de pollo cocido y desmenuzado, una taza de harina de trigo (preferiblemente integral) y otro tercio de taza de harina de maíz, media de caldo de pollo (para levantar el sabor, mejor si es casero, obtenido en la propia cocción de la carne) y una cucharada de margarina (no demasiado fría, para poder moldear).

La preparación de los aperitivos felinos es rápida y simple. Hay que precalentar el horno a unos 180 ºC. Mientras, se mezcla el pollo con el caldo y la margarina. Después, se añaden las harinas poco a poco y sin parar de batir para que no se formen grumos. Una vez que todos los ingredientes están mezclados, hay que hacer una bola con la masa y extenderla hasta formar una plancha (su grosor definirá el de las galletas). Después, se corta la masa con el tamaño de los aperitivos, de unos 2,5 centímetros de diámetro. Para ello, pueden utilizarse divertidos moldes, en forma de pescado, corazones, etc. Y se hornean 20 minutos, sobre una bandeja engrasada o encima de un papel antiadherente. ¡Listas! Solo queda recordar que hay que dejarlas enfriar antes de ofrecérselas al peludo comensal.

Esta receta permite modificaciones del ingrediente principal. El pollo puede sustituirse por trocitos de hígado, salmón o atún. De este modo, se multiplican las recetas de galletas caseras para gatos.

FUENTE: Mascotas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *