Como saber si tu perro tiene problemas emocionales

Luego de un testimonio captado por BBC sobre una chica que adoptó un perro de la calle que tenía un extraño comportamiento, surgió la idea de alertar a los dueños de perros sobre los posibles problemas emocionales de los canes.

El perro, de nombre Fred, era muy distinto cuando estaba dentro de la casa a cuando estaba fuera. Dentro de la casa era un perro rebosante de energía y alegría, siempre quería jugar, comer y correr, pero una vez que salían, todo cambiaba.

depre2

“Cada vez que vamos a salir, Fred grita como si lo estuvieran matando; ladra histéricamente cuando ve una moto, bicicleta u otro perro; tira desesperadamente de la correa, tanto que me ha lanzado varias veces al suelo. Es simplemente imposible salir con él”, declaró María José, su dueña.

Luego de consultar varios especialistas, llegaron a la conclusión que lo que lo que le ocurría a Fred era el resultado de todo el dolor que acumuló en la calle y todos los tratamientos físicos a los que tuvo que ser sometido.

“Los perros tienen memoria y traumas. Es muy posible que el pánico que siente Fred cuando ve motos se derive del hecho de que fue atropellado. Quizás si hubiera sabido a qué señales de estrés canino prestar atención no hubiéramos llegado a esta situación extenuante y dolorosa para los dos” añadió su dueña.

depre3

Por lo mismo, es que BBC Mundo consultó a tres expertos en terapia, educación y salud canina para saber cómo detectar problemas emocionales en nuestras mascotas y también qué hacer ante ellos, ya que no podemos ignorar cualquier cambio significativo en el comportamiento de nuestra mascota.

Señales para estar alerta:

  • Pérdida de apetito por largos períodos de tiempo.
  • Inactividad inusual.
  • Comportamientos excesivamente destructivos cuando son dejados solos en casa.
  • Intentos de escaparse o de esconderse.

depre4

Un perro puede estar crónicamente estresado si:

  • Se le ve nervioso, deprimido o temeroso.
  • Se molesta o se siente amenazado con mucha facilidad.
  • Presenta un comportamiento histérico.
  • No manifiesta curiosidad.
  • Reacciona con exageración al tacto o a los ruidos.
  • No puede hacerle frente a los problemas diarios más comunes.
  • Si tienes que estar castigando a tu perro todo el tiempo, es porque algo anda mal
  • Si tu perro presenta alguno de estos ‘síntomas’, la mejor opción es llevarlo a un veterinario conductista o a un psicólogo animal entrenado con diploma otorgado por una sociedad profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *