Castigar o premiar al perro: cómo hacerlo sin equivocarse

La educación del perro siempre debe basarse en los refuerzos positivos, cuando el animal hace algo bueno debe felicitarlo o premiarlo de manera verbal o con caricias, así el can aprenderá qué es lo que esperamos de él y repetirá la conducta adecuada.

Para premiar el comportamiento del perro, se debe tener a la mano algún alimento específico de la mascota o puede ser una golosina y ofrecérselas cuando haga lo que se espera de él. Si se le pide que acuda a la llamada y lo hace rápido, se premia su obediencia.

Nunca debes usar el castigo físico, porque se crea en el animal miedo e inseguridad. No es necesario ofrecerle siempre algo de comer como recompensa, porque hay momentos que no tenemos una golosina que darle. El perro agradece y valora mucho más el reconocimiento de sus dueños a través de las caricias y felicitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *